Hojaldre de calabacín y parmesano

El hojaldre es una masa crujiente utilizada para elaborar recetas tanto dulces como saladas. Su elaboración requiere conocimiento avanzado y una técnica bastante buena, es por ello que no es tan sencillo hacerlo en casa y sobre todo encontrar hojaldres de calidad en cualquier sitio.

Actualmente, es fácil encontrar en supermercados y grandes superficies masas de hojaldre que podemos comprar para elaborar este tipo de recetas de una forma más sencilla, pero es cierto que muchos llevan grasas vegetales, azúcares, aditivos… es por ello que es importante fijarse en que sean en su mayoría de hojaldre y harina de trigo sin azúcar. De todas formas siempre os animamos a probar a elaborar vosotros mismos la masa en casa que seguro que mejora y mucho el resultado para elaborar un hojaldre 100% casero y saludable.

En este acaso hemos querido preparar una receta salada con este hojaldre de calbacín, ricotta, parmesano y pesto que sin duda os dejará con la boca abierta. Además de ser un hojaldre muy fácil, es una idea perfecta de cena o picoteo y que gustará hasta las personas que no les encantan las verduras.

Hojaldre de calabacín y parmesano
Una idea perfecta, sencilla y muy versátil para cualquier momento! Es genial si quieres preparar una comida o cena de picoteo, si tienes una fiesta con amigos o si un día no te apetece hacer nada muy elaborado. Sin duda os sorprenderá lo sencillo que es y por supuesto si te cuesta tomar verdura esta receta será tu aliado perfecto.
Tiempo de preparación5 minutos
Tiempo de cocción15 minutos
Tiempo total20 minutos
Raciones: 8 raciones

Ingredientes

  • 1 Hojaldre de mantequilla (revisar los ingredientes y que no tenga grasas vegetales)
  • Medio calabacín grande
  • 200 g queso ricotta
  • Parmesano en polvo
  • Pesto casero (o comprado con buenos ingredientes)

Elaboración paso a paso

  • Extender la lámina de hojaldre y hacer unos pequeños puntitos por la superficie con un tenedor para que no suba.
  • Cortar con una mandolina o cuchillo rodajas de calabacín y añadir sal, pimienta y aceite de oliva virgen extra. Mezclar bien en un bol que quede todo integrado.
  • Extender el queso ricotta por toda la base, espolvorear parmesano rallado y añadir pesto por toda la superficie extendiéndolo con cuidado. Poner por encima las láminas de calabacín y llevar al horno precalentado a 200ºC durante 15 min.
  • Sacar del horno y espolvorear un poco más de parmesano rallado por encima. Se puede tomar tanto frío como caliente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating




Scroll hacia arriba